La mujer ‘toma’ el consejo de Jazztel

Jazztel, consejeros

El presidente de Jazztel, Leopoldo Fernández Pujals, tenía claro que, una vez que se reestructurase la deuda de la compañía, la siguiente prioridad era la renovación del Consejo de Administración para incluir en él a alguna mujer. “Y no de la forma tradicional. Estoy en contra de los enchufes y por eso decidimos contratar a una consultora para realizar la selección”, explica. La elegida fue ExcellentSearch, donde Eva Levy lidera un departamento encargado de la búsqueda de candidatas a consejos de administración.

“Se le dieron tres perfiles. Una especialista en telecomunicaciones, otra en sistemas y otra en finanzas”, continúa. El objetivo de Fernández Pujals era profesionalizar el Consejo de Administración, donde sólo él es administrador ejecutivo; hay dos consejeros dominicales y seis independientes. Dos más que antes, pese a que los miembros siguen siendo nueve, “puesto que no queríamos aumentar los gastos, en un momento en el que a la compañía le faltan seis o siete meses para llegar al punto de equilibrio”, mantiene el presidente de Jazztel. Total, que le presentaron cuatro candidatas (una de ellas aunaba experiencia en finanzas y en marketing), tanto talento, como él mismo dice, que las eligió a las cuatro.

Así, Jazztel se sitúa como la primera empresa española con mayor porcentaje de mujeres en su Consejo de Administración. “Si quitas al presidente, consejeros y consejeras se reparten al 50%”, asegura. Y, además, son independientes.

Mireia Pérez Sales, María Luisa Jordá Castro, Elena Gil García y María Antonia Otero Quintas son las elegidas. Pérez Sales es ingeniero informático y subdirectora general de Banesto. Jordá es directora financiera de Sando Inmobiliaria y licenciada en Empresariales. Gil es doctora en Economía y directora del Área de Educación y Medio Ambiente de la Obra Social de Caja Madrid. Y Otero es socia fundadora de Lembra Tech&Business, presidenta de Innotarget e ingeniero de telecomunicaciones.

Con un currículo tan extenso como lleno de másteres, lo que Jazztel espera de sus cuatro consejeras es profesionalidad para actuar como “consultoras independientes”. ¿Se han “revuelto” los administradores hombres, acostumbrados a repartirse entre ellos los sillones? “No ha habido ninguna queja”, afirma Fernández Pujals, quien ha comprobado tras la primera reunión del Consejo que “tienen carácter. No se callan ante las opiniones del presidente. Y, sobre todo, entusiasmo”.

Carmen Sánchez-Silva, El País, 22/11/09.